Mediador Social en prevencion del alcoholismo

Mediador Social en prevencion del alcoholismo

Animación, servicios educativos y tiempo libre

Curso a distancia


150 
IVA inc.

CURSO A DISTANCIA: MEDIADOR-A EN PREVENCION DEL ALCOHOLISMO
Duración: 200 horas. Un año para realizarlo, sin tiempo mínimo.Matricula abierta todo el año.Ofertas y descuentos

¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?

Requisitos

DESTINATARIOS:
Trabajador Social, Pedagogo Social, Educador de Calle, TASOC, Mediador Social, Animador Sociocultural, Educador Familiar, Profesorado, Educador Social, Monitor de Ludoteca, Dinamizador Cultural, estudiantes de educacion social, trabajo social, animacion sociocultural, psicologia

Temario completo de este curso

Este Curso pretende ser una guía para Mediadores/as interesados en desarrollar su labor profesional y/o formarse en el ámbito de la prevención del alcoholismo. El/la alumno/a, al finalizar el Curso, será capaz de dinamizar, asesorar y /o acompañar la reducción o evitación del consumo excesivo de alcohol y los problemas derivados de su uso inadecuado. Con este fin se presenta este Curso, con una carga lectiva total de 200 horas que han sido distribuidas en los siguientes Módulos:
MODULO I.: EL/ LA MEDIADOR/A Y LA PREVENCIÓN.
MODULO II: EL ALCOHOLISMO.

El Curso va dirigido a todas aquellas personas interesadas por la problemática del alcoholismo y desea ser un recurso eficaz para Trabajadores Sociales, Pedagogos Sociales, Educadores de Calle, TASOC, Mediadores Sociales, Animadores Socioculturales, Educadores Familiares, Profesorado, Monitores de Campamentos, Monitores de Ludoteca, Dinamizadores Culturales, Técnicos de Casas de Juventud, Técnicos de Información Juvenil, Formador de Formadores, Técnicos en Integración Social, Educadores Sociales, Mediadores Juveniles,... Estudiantes de Psicología, Sociología, Magisterio, Pedagogía, Psicopedagogía, Trabajo Social, Educación Social, Educación Infantil, Integración Social, Enfermería, Auxiliar de Clínica... asociaciones, instituciones, colectivos, centros cívicos,....

Las personas que consumen alcohol de forma abusiva e incluso las que dependen de él son prácticamente indistinguibles, a simple vista, del resto de la sociedad. Así pues, desterremos de una vez por todas los viejos estereotipos referidos a "los alcohólicos"1. Esos clichés en los que se asociaba esta enfermedad a los "mendigos", "viciosos", "borrachos", etc. y por los que no se aceptaba ninguna implicación del resto de la sociedad, ya que se consideraba únicamente responsabilidad del "bebedor" el mantener ese abuso.

El hecho de que las personas dependientes puedan llevar, en algunos casos, una vida social casi normal o realizar una activad laboral, que en casi todo puede ser similar a la del resto de sus compañeros de trabajo; conlleva que en muchas ocasiones sea difícil identificar al alcohólico sólo basándonos en su apariencia o manifestaciones exteriores.

Ahora bien, cada sustancia de abuso presentará algunas particularidades que nos ayudarán a identificar al consumidor. Nosotros planteamos, como uno de los objetivos de este texto, revelar las de los adictos al alcohol, y para ello ofrecemos algunos datos introductorios.Según el Observatorio Español Sobre Drogas, se está asistiendo a una mayor penetración social del uso del alcohol con una reducción de los consumos habituales. Los adultos consumen de forma más regular durante la semana (vino y cerveza) y, aunque su conducta no genere alarma social, son los adultos los que atesoran la mayor parte de los problemas derivados del abuso del alcohol. La edad media del primer consumo es a los 13 años. El consumo semanal llegaría a los 14 años, siendo los jóvenes de 20 a 24 años los que con mayor frecuencia se embriagan. Los adolescentes han pasado de la cultura de la litrona de los años 80 al patrón nórdico de los 90: consumo en atracones de fin de semana. Así, los jóvenes se convierten en consumidores de fin de semana y días festivos, siendo el lugar de consumo de alcohol la calle, los sitios de diversión, en compañía de "colegas" de grupo, fuera del ámbito del hogar, y en algunos casos asociados con tabaco, hachis, marihuana, cocaína, heroína o drogas sintéticas.

Hoy en día muchos jóvenes tienen mayores oportunidades y disponen de más ingresos, pero por ello son más vulnerables a las técnicas de marketing y ventas, que cada vez son más agresivas en los productos de consumo y sustancias potencialmente peligrosas como el alcohol. La información que se suministra acerca de las drogas es contradictoria y difusa. Los mitos sobre el alcohol, la confusa división entre drogas “duras” y “blandas”, hacen que la decisión tomada no sea libre ya que se basa en información incorrecta.Las principales tendencias en los patrones de consumo de alcohol entre los jóvenes son:
- La mayor experimentación con el alcohol entre los/as niños/as.
- El aumento en los consumos de alto riesgo, como consumos excesivos en cortos periodos de tiempo y de "borracheras", especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes.
- La mezcla de alcohol con otras sustancias psicoactivas (policonsumo).
- En algunos jóvenes hay claros vínculos entre el consumo de alcohol, tabaco y drogas ilegales.

A nivel epidemiológico la relevancia del alcohol se encuentra no sólo en el hecho de que sea la droga más consumida por los adolescentes y jóvenes. Los jóvenes llegan al "uso" y/o "abuso" de alcohol como rito de iniciación a la adolescencia, forma parte de sus vidas y de la sociedad en la que viven. De ahí que el alcohol sea considerado como indispensable en cualquier fiesta. Estas actitudes ante el tóxico son aceptadas por la sociedad, de mejor o peor grado, asistiendo al ritual, cada vez más frecuente en este sector juvenil, de beber porque todos lo hacen, no está mal visto y si no lo haces el grupo de pares te puede considerar "raro".

Esta asociación entre diversión, alcohol y otras drogas es un fenómeno generalizado en Europa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa que el 5 % de las muertes de jóvenes de 15 a 19 años de edad, en todo el mundo, está asociado con el consumo de alcohol. Sin despreciar el hecho de que "abusar del alcohol" es ya un serio problema, la ingesta de bebidas alcohólicas provoca el 4 % de todas la enfermedades y causa, además, entre el 20 y el 40 % de los cánceres de esófago, hepatitis, epilepsia, accidentes de circulación, agresiones y homicidios.

El Alcoholismo se revela como "un problema" con implicaciones médicas, psíquicas, educativas, sociales y comunitarias. Aún así, tenemos pocas oportunidades de conocer la misión de prevención que muchos profesionales y organizaciones desarrollan cada día. Y la lucha por la prevención del abuso alcohol, lo mismo que contra el consumo de otras drogas, es una parte fundamental del proceso educativo de la sociedad, la escuela y la familia.

Siguiendo a la OMS, convertimos en este momento a la educación sobre drogas en "aquellas actuaciones dirigidas a aumentar la capacidad para tomar decisiones, esclarecer los valores, facilitar su puesta en práctica y desarrollar la aptitud para enfrentarse con diversas situaciones".
En este sentido pretendemos que este Curso sea útil para mediadores sociales que trabajen o pretendan hacerlo en este ámbito, ofreciendo pistas, ideas, conceptos y estrategias para su labor preventiva.
___________
CONTENIDOS:

MÓDULO I: EL MEDIADOR/A Y LA PREVENCIÓN
Unidad didáctica 1. El Mediador/a
- Definición del mediador/a
- Funciones del Mediador/a.
- Características del Mediador/a

Unidad didáctica 2. Prevención
- Definición Prevención.
- Tipos de prevención.
- Ámbitos de Prevención.
- Prevención en la familia
- Prevención en los centros educativos.
- Prevención en la comunidad.- Modelos de prevención.
- Estrategias de prevención- Los programas de prevención.

MÓDULO II: EL ALCOHOLISMO
Unidad didáctica 3. Epidemiología
- Consumo de alcohol en España.
- Prevalencias de consumo.
- Consumo por comunidades autónomas.
- Comparación de los datos españoles con Europa y EE.UU.

Unidad didáctica 4. Alcoholismo. Conceptos básicos.
- Conceptos básicos
- El alcohol.
- El alcohol en la Historia.
- El alcohol = droga.
- Uso, abuso, dependencia, criterios diagnósticos de los trastornos por uso de alcohol.
- Neurobiología y Farmacología.

Unidad Didáctica 5. Factores de riesgo y protección
- Factores personales.
- Factores del entorno próximo.
- Factores ambientales globales.
Unidad Didáctica 6. Evaluación del Alcoholismo.
- Entrevista.
- Cuestionarios.
- Otros instrumentos
:- Autoregistros.
- Autoinformes.
- Marcadores biológicos, neurológicos, personalidad y familiar.

Unidad Didáctica 7. Complicaciones clínicas del abuso del alcohol.
- Trastornos relacionados con el consumo de alcohol:
- Dependencia al alcohol.
- Trastornos inducidos por el alcohol.
- Intoxicación por alcohol.
- Síndrome de abstinencia alcohólica (SAA).
- Delirium por intoxicación alcohólica.
- Demencia persistente inducida por alcohol.
- Trastornos amnésicos persistentes inducido por alcohol.
- Trastornos psicóticos inducido por alcohol.
- Trastornos del estado de ánimo inducido por alcohol.
- Trastornos de ansiedad producida por alcohol.
- Encefalopatía alcohólica.
- Celotipia alcohólica.
- Delirium Tremens.
- Trastornos físicos:
- Trastornos digestivos.
- Trastornos cardiovasculares
- Trastornos hematológicos.
- Trastornos metabólicos
- Trastornos endocrinos.
- Infecciones.- Cáncer.
- Trastornos sobre el sistema nervioso.
- Efectos sobre el Sistema Gineco-Urinario.
- Síndrome alcohólico fetal.

Unidad didáctica 8. Tratamiento.
- Farmacoterapia.
- Psicoterapia.
- Grupos de Autoayuda.

Unidad didáctica 9. El alcoholismo juvenil.
- Características especiales.
- Consecuencias del consumo.

Bibliografía.

Ver más