Volar en avión sin miedo (tratamiento individual)

Volar en avión sin miedo (tratamiento individual)

Grupo XXI psicología

Curso presencial

Madrid


325 
IVA exento

Duración : 8 Semanas

¿Quieres hablar con un asesor sobre este curso?

Sedes

Localización

Fecha inicio

Madrid

Objetivos

Entender el origen del miedo a volar. Dotar de las estrategias necesarias para superar el miedo a volar en avión.

A quién va dirigido

Todas aquellas personas que tienen fobia a volar y quieran afrontar su problema desde una orientación cognitivo-conductual. No es necesario ningún conocimiento previo.

Temario completo de este curso

1. El problema
- ¿Por qué tengo miedo a volar
- Factores desencadenantes
- Factores mantenedores

2. La solución.

- Entrenamiento en técnicas de relajación para reducir las señales físicas de miedo.
- Entrenamiento en técnicas de reestructuración cognitiva para manejar los pensamientos automáticos negativos generadores de miedo.
- Técnicas de exposición para eliminar el miedo a volar en avión
- Desensibilización sistemática. Esta técnica consiste en una aproximación gradual en imaginación a los estímulos evocadores de miedo, para seguidamente, combatir la ansiedad generada a través de la relajación.
- Exposición en vivo.


Visita la web de Grupo XXI psicologia: enlace directo en la parte superior de esta página, encima del logo de Grupo XXI

Ver más

Preguntas a exalumnos (2)

Acabo de terminar mi curso para superar el miedo a volar en Grupo XXI Psicología. Después de dos años sin volar por miedo he conseguido hacer un viaje de 3 horas sin sentir ansiedad y sin pasarlo mal en un avión. Ánimo a todo el mundo con el mismo problema a contactar con estos profesionales. A mí me han ayudado mucho, no sólo a poder volar sino a sentirme segura porque he superado un miedo que creía imposible de superar.  El trato personal de los psicólogos es excelente.

Al principio, he de admitir que no estaba muy segura de poder vencer mi miedo a volar pero en las primeras sesiones, empecé a cambiar de opinión. Me gustó que fuese yo misma la que hiciese las investigaciones, porque es verdad que siempre me habían contado que volar era seguro, que no hay qué temer, pero cuando eres tú misma la que busca la información (con ayuda del psicólogo, por supuesto) y lees argumentos bien fundamentados, es más fácil creerlo, y al final, ponerlos en práctica en el vuelo. Hace unos meses era imposible pensar que iba a conseguir estar tan tranquila en un avión.