A partir de una serie de datos extraídos del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al cuarto trimestre de cada año, Randstad ha realizado un análisis de la situación laboral de los menores de 25 años que están trabajando, y han sacado una serie de conclusiones interesantes.

La más llamativa de todas es que la tasa de ocupación ha crecido durante los tres últimos años y en el cuarto trimestre de 2016 se situó en el 57,1%. La cifra queda aún muy lejos del 71% de 2008, pero también muestra una recuperación respecto al 45,1% al que descendió unos años más tarde. Con una mejora del 2,2%, esta tasa muestra una subida por tercer año consecutivo.

¿Dónde se emplean los más jóvenes?

El sector de los servicios es el que ocupa al mayor número de  profesionales menores de 25 años. En concreto, son 658.000 personas que suponen el 80,6% de los jóvenes con trabajo. Lo siguen la industria con un 11,4% (y que muestra una subida del 5,5%), la agricultura (el 4,9%) y la construcción (3%).

 

A mayor formación, más posibilidades de encontrar empleo

Este estudio también ha analizado el nivel de formación de los trabajadores más jóvenes y ha encontrado que los ocupados con estudios superiores son los que registran una mayor tasa de ocupación: el 66,6%. Los siguen aquellos que tienen estudios secundarios (el 55,4% de estos jóvenes tiene trabajo) y por último estarían los que cuentan con una educación básica (38,3%).

También hay que destacar que de los 1,4 millones de personas menores de 25 años que estaban trabajando en el cuarto trimestre de 2016, 488.100 lo compaginaban con sus estudios, siendo así el 34% del total.

¿Y tú? ¿Has elegido ya tu formación? En páginas como Lectiva encontrarás la mejor oferta de cursos de todo tipo para seguir desarrollando tu formación en cualquier ámbito y poder así conseguir tus metas laborales y perfeccionar tus habilidades en el sector que prefieras.